El abuso de estos medicamentos crea resistencia a los mismos

El uso incorrecto de antibióticos está creando una preocupante resistencia a los mismos por parte de nuestro organismo. Así, el desarrollo de resistencia a este tipo de medicamentos se considera uno de los problemas de salud pública más serios.

Como parte del sistema sanitario es nuestra labor impulsar el uso prudente de los antibióticos con el objetivo de garantizar su eficacia en el futuro. De la misma forma, todas las organizaciones internacionales de salud reconocen la importancia de promocionar medidas para preservar la efectividad de estos tratamientos.

Dentro de esta estrategia de concienciación, el 18 de noviembre de cada año se celebra el Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos. En esta jornada se suceden iniciativas de todo tipo orientadas a educar a la sociedad y los profesionales sobre los riesgos del mal uso de los antibióticos.

Cuándo debo tomar antibióticos y cuando no

En este sentido queremos hacer unas recomendaciones para no abusar de ellos:

  1. Los antibióticos no son eficaces contra el resfriado y la gripe. Nunca deben tomarse antibióticos cuando las infecciones son producidas por virus.
  2. Tampoco son útiles cuando los tomamos para curar la tos o bronquitis. Normalmente también causadas por virus.
  3. Si tienes faringitis, acude a tu médico y él te dirá si debes o no tomar antibióticos. Sólo la faringitis por estreptococo es causada por una bacteria. El resto son causados por un virus.
  4. Las infecciones más comunes que requieren la ayuda de antibióticos son las de garganta, oídos, urinarias, sinusitis, infecciones sépticas por alimentos, de las vías respiratorias, etc.
  5. No todas las infecciones de oído son causadas por una bacteria. Consulte a su médico.
  6. Y por último, tómelos de forma responsable y sólo cuando se los recete el médico.

En definitiva, todos somos responsables de conseguir que los antibióticos sigan siendo eficaces. Únete a esta campaña y cambia tus hábitos de vida.