El “efecto silla” es responsable del 4% de la mortalidad mundial

El sedentarismo aumenta el riesgo de muerte

Sobra decir que hacer ejercicio es recomendable para prevenir multitud de enfermedades, o incluso para mejorar ciertas patologías. A pesar de ello, más del 31% de la población mundial no cumple las recomendaciones de los médicos en lo que a actividad física se refiere.

Pasamos mucho tiempo sentados y esta falta de ejercicio se asocia con un 6-9% de las muertes en todo el mundo. El 60% de las personas a nivel mundial pasa más de 3 horas al día sentado. Y la media que los adultos pasan sentados es de 4,7 horas al día. Ese tiempo es el responsable de 3,8% de las muertes de un año (unas 433.000 en todo el mundo).

Los efectos de este sedentarismo se conocen como el “efecto silla”. Especialistas de todo el mundo recomiendan reducir el tiempo que se permanece sentado, ya que estiman que este cambio de hábito podría aumentar la esperanza de vida en 0,20 años. Así, si reducimos dos horas el tiempo que pasamos sentados, se produciría un descenso en la mortalidad de 2,3%.