Insuficiencia cardíaca

insuficiencia cardíacaLa insuficiencia cardíaca es una afección que se produce cuando el corazón ya no puede bombear sangre rica en oxígeno al resto del cuerpo de forma eficiente. Esto provoca que se presenten síntomas y problemas en todo el cuerpo.

Normalmente, esta enfermedad se va desarrollando lentamente. Sin embargo, en algunas ocasiones ocurre de repente. Puede afectar únicamente al lado derecho o izquierdo del corazón, o a ambos lados conjuntamente.

Existen varios tipos:

  • Insuficiencia cardíaca sistólica: el miocardio no puede bombear (expulsar) la sangre del corazón muy bien.
  • Insuficiencia cardíaca diastólica: el miocardio está rígido y no se llena de sangre fácilmente.

¿Cuáles son las causas de la insuficiencia cardíaca?

Las causas más comunes de insuficiencia cardíaca son:

  • Sufrir una enfermedad de la arteria coronaria (EAC). Se trata de un estrechamiento de los vasos sanguíneos que suministran sangre y oxígeno al corazón.
  • La hipertensión arterial mal controlada. Esto hace que el músculo del corazón tenga problemas de rigidez y se debilite.
  • Cardiopatía congénita.
  • Ataque cardíaco.
  • Válvulas cardíacas permeables o estrechas.
  • Infección que debilita el miocardio.
  • Tener arritmias.
  • Sufrir algunas otras enfermedades como pueden ser: amiloidosis, enfisema, hipertiroidismo, sarcoidosis, anemia grave, demasiado hierro en el cuerpo, hipotiroidismo.

¿Cuáles son los síntomas de la insuficiencia cardíaca?

Los síntomas de la insuficiencia cardíaca con frecuencia se presentan lentamente. Al principio, sólo se notan cuando el paciente está activo. Sin embargo, según va pasando el tiempo, los síntomas se notan incluso en reposo.

Los síntomas comunes son:

  • Tos
  • Fatiga, debilidad, desmayos
  • Pérdida de apetito
  • Necesidad de orinar en la noche
  • Pulso irregular o rápido, o una sensación de sufrir palpitaciones
  • Dificultad para respirar cuando está activo o después de acostarse
  • Hígado o abdomen inflamado
  • Hinchazón de pies y tobillos
  • Aumento de peso

Tratamiento para la insuficiencia cardíaca

Lo primero que debemos tener en cuenta es cambiar hábitos de vida y vigilar los síntomas. Así, se aconseja realizar visitas de control al cardiólogo cada 3/6 meses (o más frecuentemente, según se indique).

Debe aprender a identificar los síntomas y a reconocer cuándo están empeorando, para poder acudir al hospital. Por ejemplo, si aumenta de peso considerablemente en 1 o 2 días, puede ser síntoma de retención de líquidos y de que la insuficiencia cardiaca está empeorando.

En cuanto a los hábitos de vida y alimentación, se recomienda:

  • Limitar el consumo de sal (a veces incluso el consumo de líquido).
  • Reducir el consumo de alcohol.
  • Dejar de fumar.
  • Evitar el sedentarismo.
  • Perder peso.
  • Cuidar los niveles de colesterol.
  • Descansar lo necesario.

Además, en ocasiones se prescriben ciertos medicamentos para tratar la insuficiencia cardíaca. Los medicamentos tratan los síntomas e impiden que la enfermedad avance (evitan la formación de coágulos, bajan los niveles de colesterol, reducen el daño del corazón, reponen el potasio,…). Las personas que sufren insuficiencia cardiaca no deben tomar ibuprofeno o naproxeno, ya que pueden empeorarla.

Cuando se necesita cirugía para tratar la insuficiencia cardiaca, las más habituales son:

  • Cirugía de revascularización coronaria o angioplastia con colocación de stent o sin este. Mejora el flujo sanguíneo al miocardio dañado o debilitado.
  • Cirugía de válvulas cardíacas. Se realiza cuando una o varias válvulas son las que causan la insuficiencia cardíaca.
  • Colocación de marcapasos. Para tratar la frecuencia cardíaca lenta o ayudar a que ambos lados del corazón se contraigan al mismo tiempo.

Cuando los tratamientos anteriores no funcionan se considera que se tiene una insuficiencia cardíaca grave. En este caso, se requiere un trasplante de corazón.

Normalmente, con la medicación y el cambio en los hábitos de vida se controla la insuficiencia cardíaca. No obstante, puede empeorar repentinamente debido a:

  • Falta de irrigación al miocardio (isquemia).
  • Comer alimentos muy salados.
  • Ataque cardíaco.
  • Infecciones u otras enfermedades.
  • No tomar los medicamentos correctamente.
  • Ritmos cardíacos nuevos y anormales.

También te puede interesar:

 


Recordatorio: esta información tiene como fin proporcionar pautas generales y no dar una opinión médica definitiva. Es importante que consulte a su médico sobre su enfermedad específica y el tratamiento más adecuado.

Evitar las bebidas excesivamente calientes.La principal complicación que puede surgir cuando se sufren vómitos con sangre es el atragantamiento del paciente. Además, debido a la pérdida de sangre, puede producirse un déficit de glóbulos rojos o una hemorragia excesivaGuardar

Guardar

CLINICA FUENSANTA

c/ Arturo Soria, 17 – 28027 (Madrid)
Metro: Ciudad Lineal

Atención médica 24 horas

 

Consúltanos:

    aegon              adeslas    medico asisa   cáser    cigna   dkv seguros  afemefa      hna salud    mapfre    mediafiatc       y muchas más aseguradoras, pregunta por la tuya.

Guardar

Guardar

Guardar