Lipomas, Quistes Sebáceos, Extirpación

Además de un problema estético, pueden producir dolor.

lipomas-quistes madrid

En ocasiones aparecen una serie de protuberancias en el cuerpo, llamados lipomas y quistes sebáceos. Además de presentar un problema estético, pueden infectarse y producir dolor. Por lo que la mejor forma de eliminarlos es extirparlos.

¿Qué diferencia hay entre lipomas y quistes sebáceos?

Los lipomas son tumores benignos causados por alteraciones en el tejido graso que hacen que aumente de volumen. Su crecimiento suele ser más lento y no duelen. Lo habitual es que aparezcan en adultos de entre 40 y 60 años. Los niños raramente presentan estos problemas. Suelen aparecer en la espalda, el cuello y los hombros. Se extirpan fácilmente y no suele haber demasiadas complicaciones durante la intervención.

Los quistes sebáceos o quistes epidérmicos son un crecimiento anormal de la piel, con desechos o contenido cutáneo muerto provocado por una infección en las glándulas sebáceas. Pueden aparecer en cualquier zona del cuerpo, aunque lo normal es verlos en las orejas, el cuero cabelludo, la cara o la espalda. Son pequeños y suelen ser benignos.

¿Por qué extirparlos?

Tu médico puede recomendar la extirpación de un lipoma o quiste sebáceo por razones estéticas. Sin embargo, a veces pueden presentar síntomas, como dolor o crecimiento excesivo. En estas ocasiones, la cirugía además mejora la calidad de vida del paciente.

Por otro lado, a veces el médico decide extirparlo para evitar la posibilidad de que se conviertan en tumores malignos.

Los riesgos de este tipo de cirugía son mínimos. Simplemente se ha comprobado que pueden provocar dolor, inflamación y moratones. En casos contados pueden producirse bolsa de líquido en los tejidos y órganos cercanos o daño en nervios cercanos.

La mayor parte de los quistes sebáceos y lipomas pueden extirparse en una sencilla operación realizada con anestesia local. Se utilizan técnicas de cirugía plástica y reparadora, por lo que suele quedar una cicatriz casi imperceptible si se realiza de la forma adecuada.

¿En qué consiste la cirugía?

Para eliminar los lipomas y quistes sebáceos suelen utilizarse técnicas de cirugía menor. Normalmente se utiliza la anestesia local. Sin embargo, en el caso de lipomas de gran tamaño, el cirujano puede requerir anestesia general.

Tras la operación se cierra la incisión con puntos. La operación dura entre 30 y 60 minutos, dependiendo del caso.

La mayor parte de las veces se trata de una cirugía ambulatoria, por lo que el paciente se va pronto a casa (el mismo día). Los puntos se retiran entre 7 y 10 días después de la intervención. Poco tiempo después el paciente puede volver a llevar una vida normal. Y se deberá tener cuidado con la cicatrización de la herida, evitando la luz del sol.


Recordatorio: esta información tiene como fin proporcionar pautas generales y no dar una opinión médica definitiva. Es importante que consulte a su médico sobre su enfermedad específica y el tratamiento más adecuado.

CLINICA FUENSANTA

c/ Arturo Soria, 17 – 28027 (Madrid)
Metro: Ciudad Lineal

Atención médica 24 horas

 

Consúltanos:

    aegon              adeslas       antartida       asisa        cáser    cigna   dkv segurosgenerali     afemefa      hna salud    mapfre    mediafiatc      y muchas más aseguradoras, pregunta por la tuya.

Guardar

Guardar

Guardar