CIRUGÍA PLÁSTICA Y REPARADORA

PEDIR CITA¿TIENES DUDAS?

CIRUGÍA PLÁSTICA Y REPARADORA

PEDIR CITA

¿Cuáles son los mejores tratamientos de rejuvenecimiento facial quirúrgico?

Cada tratamiento específico tiene su momento. Cuando las bolsas grasas en los párpados inferiores y/o la piel flácida cae hasta tapar las pestañas del parpado superior, solamente la Blefaroplastia puede devolver la expresión de mirada y quitar el aspecto de cansancio que se observa en las fotografías.

El acumulo de grasa por debajo del mentón y sobre todo en los casos en que ya se ha recuperado un peso normal, pero sigue viéndose la papada, solamente la Liposucción facial es capaz de adelgazar el rostro y definir el mentón y borde mandibular.

La flacidez cutánea facial, que causa bridas y piel colgante en mofletes y en el cuello, con grandes surcos en el rostro que si se intentarán rellenar causarían más peso y colgaría aún más, y estando sanos y con mucha vitalidad solamente se recupera el aspecto sano, fresco y acorde a nuestros espíritu con el Lifting Facial de cicatrices cortas o “SmartLift”.

Estos procedimientos siguen siendo la “Regla de Oro” del Rejuvenecimiento Facial, por sus resultados naturales, por su larga efectividad y sobre todo por recuperar el aspecto acorde al espíritu de vigor y salud de cada quien.

¿Cuáles son los mejores tratamientos no invasivos de rejuvenecimiento

facial no quirúrgico?

La Medicina Estética avanza en precisión en los resultados y  cuenta con grandes alternativas para cada área facial. El ácido hialurónico con diferentes densidad y reticulación en su malla molecular permite recuperar de el volumen del entrecejo, de la periorbita, de los surcos nasogenianos y de las líneas de “marioneta” y del “código de barra” brindando un aspecto y textura natural. Al igual que nos permite con gran precisión aportar volumen a pómulo y mentón sin necesidad de grandes intervenciones quirúrgicas.

La Biodermogénesis (recambio  y renovación real de la piel) con la aplicación del Plasma Rico en Plaquetas en combinación del Dermapen (microagujas) ha creado un nuevo paradigma en el tratamiento de las secuelas del acné, en el control del cloasma y de las irregularidades y manchas del rostro. Tanto que la agresión del láser ya nos parece  un riesgo no asumible.

La aplicación de la toxina Botulínica (Botox®, Azzalure®, Vistabel®) es realizada con gran delicadeza y precisión por nuestros especialistas de la Clínica Fuensanta, tanto que permite a las pacientes volver a sus actividades sin siquiera perder su maquillaje  y se ha convertido en el tratamiento estrella del medio día.

Estos tratamientos aplicados de forma unitaria y aislada o en combinación, pero siempre personalizados a cada caso mantienen un aspecto juvenil sin necesidad de pasar por el quirófano. También es necesario decir que la “regla de oro” del Rejuvenecimiento Facial siguen siendo el Lifting Facial (Smart-Lift o Lift de cicatrices cortas) y la Blefaroplastia.

¿Para qué sirve el ácido hialurónico?

La molécula que mantiene la conexión entre los tejidos es el Ácido Hialurónico, y de manera natural actúa como una esponja que mantiene la hidratación cutánea, atrapando el agua en su malla. Cumple la función de aportar volumen, mantener lisa la piel y con turgencia. Pero con el paso del tiempo va disminuyendo en cantidad y calidad y aparecen las arrugas y los surcos. Actualmente y por recombinación genética, se ha logrado que micro-organismos en el laboratorio sinteticen Ácido Hialurónico tipo humano, por lo que su aplicación no desencadena alergias ni rechazos. Sirve para reponer el volumen perdido en surcos y en arrugas profundas, voluminizar áreas como el pómulo o el mentón. Y ya depende de la pericia del especialista para aportar el volumen necesario y justo al área tratada sin distorsionar ni crear una estética artificial. Es mejor reponer el volumen faltante en varias sesiones para obtener el mejor resultado natural posible.

¿Qué soluciones existen para la flaccidez y descolgamiento de cara y cuello ?

La solución más satisfactoria para resolver este problema estético es el Lifting.

 
¿Qué es un lifting?

El Lifting  ( lift = subir en ingles ) es una técnica quirúrgica que consiste en un estiramiento de la piel de cara y cuello, tensado de los músculos y reacomodacion del tejido graso.

¿A qué edad me puedo hacer un lifting?

No existe una edad ” ideal” . Se puede practicar un Lifting en una mujer joven de 35 a 45 años, en este caso se le denomina Lifing Mínimo o Lifting Manequin. Levanta y tensa solamente las estructuras faciales que presenten flaccidez. La recuperación y la vuelta a la normalidad es rápida, de 1 semana aproximadamente. Cuando la flaccidez es mayor se realiza el Lifting Clásico, es decir de cara y de cuello. La edad para someterse a un Lifting también depende de los deseos del paciente de verse con aspecto joven y fresco.

¿Qué anestesia se utiliza?

La anestesia puede ser local y sedación o anestesia general.

¿Cuánto tiempo debo permanecer ingresado/ a?

Es recomendable quedarse una noche en Clínica Fuensanta, donde recibirá una atención afectuosa y profesional por parte del equipo de enfermería y tendrá atención médica permanente de los médicos de guardia. Si el Lifting es mínimo, puede regresar a su domicilio.

 
En los casos de envejecimiento de cara y cuello ¿es recomendable un lifting o un tratamiento médico estético?

Sin dudas un Lifting es el procedimiento más adecuado, satisfactorio y permanente para rejuvenecer. Existen tratamientos excelentes como el relleno de arrugas, el Botox, o la mesoterapia que ayudan a parecer más joven y que complementan perfectamente a esta cirugia. Pero es el Lifting de cara y cuello la cirugía que recomendamos cuando el paciente nos pregunta por el método ideal para borrar los signos del envejecimiento.

¿Para qué sirve el bótox?

La toxina Botulínica (Botox® es un nombre comercial) realmente es una neurotoxina, que aplicada a micro-dosis y de manera selectiva disminuye la actividad de grupos musculares específicos difuminando, cuando no eliminando las arrugas de expresión de manera temporal hasta por 1 año y más allá  después de la 2ª aplicación. Las aplicaciones subsiguientes logran mantener el resultado de un aspecto lozano y juvenil por varios años. Después de 5-7 años de aplicación c/año, quizás sea necesario complementar la aplicación de la toxina botulínica con otros tratamientos para mantener el resultado juvenil.

¿Cuáles son los mejores tratamientos no invasivos de rejuvenecimiento facial no quirúrgico?

La Medicina Estética avanza en precisión en los resultados y  cuenta con grandes alternativas para cada área facial. El ácido hialurónico con diferentes densidad y reticulación en su malla molecular permite recuperar de el volumen del entrecejo, de la periorbita, de los surcos nasogenianos y de las líneas de “marioneta” y del “código de barra” brindando un aspecto y textura natural. Al igual que nos permite con gran precisión aportar volumen a pómulo y mentón sin necesidad de grandes intervenciones quirúrgicas.

La Biodermogénesis (recambio  y renovación real de la piel) con la aplicación del Plasma Rico en Plaquetas en combinación del Dermapen (microagujas) ha creado un nuevo paradigma en el tratamiento de las secuelas del acné, en el control del cloasma y de las irregularidades y manchas del rostro. Tanto que la agresión del láser ya nos parece  un riesgo no asumible.

La aplicación de la toxina Botulínica (Botox®, Azzalure®, Vistabel®) es realizada con gran delicadeza y precisión por nuestros especialistas de la Clínica Fuensanta, tanto que permite a las pacientes volver a sus actividades sin siquiera perder su maquillaje  y se ha convertido en el tratamiento estrella del medio día.

Estos tratamientos aplicados de forma unitaria y aislada o en combinación, pero siempre personalizados a cada caso mantienen un aspecto juvenil sin necesidad de pasar por el quirófano. También es necesario decir que la “regla de oro” del Rejuvenecimiento Facial siguen siendo el Lifting Facial (Smart-Lift o Lift de cicatrices cortas) y la Blefaroplastia.