Herpes genital

Herpes genitalEl herpes genital es una enfermedad de transmisión sexual causada por dos tipos de virus: herpes simple del tipo 1 y herpes simple del tipo 2. Es una enfermedad bastante común que se contrae al tener relaciones sexuales orales, vaginales o anales.

El virus se encuentra en el líquido de las llagas del herpes. Al entrar en contacto con ese líquido, se produce la infección. Sin embargo, también se puede contraer cuando no existen llagas visibles (o incluso de una persona que ni siquiera sabe que lo tiene). Y eso es porque el virus puede liberarse mediante la piel.

Para evitar contagiarse, se pueden tomar las siguientes decisiones:

  • La más drástica: no tener relaciones sexuales.
  • Tener una relación mutuamente monógama a largo plazo.
  • Usar condones de látex y diques dentales cada vez que tiene relaciones sexuales. Aunque esta alternativa no protege totalmente.

¿Cuáles son los primeros síntomas del herpes genital?

Este tipo de herpes aparece en la zona genital masculina o femenina. No presenta síntomas, o si los presenta, son muy leves y suelen pasar desapercibidos. De hecho, la mayoría de las personas que tienen herpes no lo saben.

El síntoma más aparente es la aparición de llagas en la zona genital, en el recto o en la boca. A estos síntomas se les llama “brotes”. Junto con esto, el paciente puede presentar fiebre, dolor corporal, inflamación de las glándulas.

Tratamiento del herpes genital

El herpes genital no tiene cura, pero existen medicamentos para prevenir la aparición del brote, así como la posibilidad de transmitir la enfermedad a su pareja.

Se aconseja no tocar las llagas, para no extender el herpes a otras partes del cuerpo. Y en el caso de hacerlo, lavarse las manos inmediatamente después.

También te puede interesar


Recordatorio: esta información tiene como fin proporcionar pautas generales y no dar una opinión médica definitiva. Es importante que consulte a su médico sobre su enfermedad específica y el tratamiento más adecuado.

La principal complicación que puede surgir cuando se sufren vómitos con sangre es el atragantamiento del paciente. Además, debido a la pérdida de sangre, puede producirse un déficit de glóbulos rojos o una hemorragia excesivaGuardar

Guardar

CLINICA FUENSANTA

c/ Arturo Soria, 17 – 28027 (Madrid)
Metro: Ciudad Lineal

Atención médica 24 horas

 

Consúltanos:

    aegon              adeslas       antartida       asisa        cáser    cigna   dkv segurosgenerali     afemefa      hna salud    mapfre    mediafiatc      y muchas más aseguradoras, pregunta por la tuya.

Guardar

Guardar

Guardar