RADIOLOGÍA INTERVENCIONISTA

Trabajamos con la mayoría de las aseguradoras PEDIR CITA¿TIENES DUDAS?

RADIOLOGÍA INTERVENCIONISTA

PEDIR CITA

Clínica Fuensanta pone en marcha una innovadora Unidad de Radiología Intervencionista de la mano del Dr. Benito

 

¿En qué consiste la radiología Intervencionista?

La radiología intervencionista consiste en un conjunto de procedimientos de carácter invasivo que los Radiólogos Intervencionistas realizan con fines  tanto diagnósticos como terapéuticos. Para ello se utiliza la imagen para guiar el procedimiento y  el abordaje por vía percutánea (a través de la piel). La radiología intervencionista supone más del 50% de las intervenciones realizadas en Oncología.

Medio de imagen utilizado

-Fluoroscopia (equipo arco en “C”): este equipo permite, mediante rayos X, la visualización en tiempo real de las imágenes captadas. Permite diagnosticar y/o observar órganos en movimiento o cualquier tipo de estructura o tejidos blandos  

-Ecografía: También permite trabajar en tiempo real permitiendo direccionar agujas para  realizar procedimientos terapéuticos y diagnósticos (drenajes, biopsias, infiltraciones…). Tiene la ventaja de que además no emite radiación

TAC (Tomografía Axial Computarizada): Se utilizan las imágenes de TAC para guiar los procedimientos diagnósticos o terapéuticos cuando por alguna razón  no se puede utilizar la ecografía como guía.

Resonancia Magnética: Se utiliza para realizar biopsias de mama cuando la lesión no es visible por ninguna otra técnica (mamografía o ecografía). Esta prueba no emite radiación.

 

Procedimientos que se realizan:

Los procedimientos se engloban en dos grupos: procedimientos diagnósticos y procedimientos terapéuticos.

 

 

Procedimientos Diagnósticos no Vasculares

  – PAAF o BAG:  

  • PAAF: Punción-Aspiración con Aguja Fija, se trata de una prueba que mediante una aguja fina permite obtener, de forma poco invasiva, muestras celulares de órganos y nódulos. Posteriormente se analizan pudiendo determinar su origen o posible malignidad.
  • BAG: Es una prueba que requiere una aguja algo más gruesa que la PAAF y permite la obtención de muestras  para el análisis histológico (muestra de mayor tamaño). Posteriormente también se analiza la muestra pudiendo determinar su origen o posible malignidad

Tanto el PAAF como el Bag se realizan en mama, tiroides, glándulas salivares, ganglios, hígado, páncreas, renal, masas abdominales, masas de  partes blandas, próstata, útero y ovario.

Procedimientos Terapéuticos no Vasculares

Aparato respiratorio:

  • Drenajes pleurales: consiste en la colocación de un fino tubo en el tórax para evacuar el líquido acumulado.
  • Tratamiento percutáneo de nódulos malignos pulmonares con Microondas o Radiofrecuencia

Aparato digestivo:

  • Drenajes: Vías biliares intrahepáticas, vesícula, colecciones hepáticas, colecciones intraabdominales, gastrostomias
  • Implante de prótesis metálicas: esófago, estómago, duodeno, conductos biliares..
  • Tratamiento percutáneo con ondas de Radiofrecuencia de nódulos hepáticos (hepatoma o metástasis).

Aparato urinario:

  • Drenajes: Nefrostomias.
  • Implante de prótesis ureterales: tipo doble “j”, metálicas.
  • Tratamiento percutáneo con ondas de Radiofrecuencia de tumores malignos renales.

El Dr. Benito es uno de los primeros Radiólogos Intervencionistas de España en realizar el tratamiento de nódulos tiroideos benignos con ondas de radiofrecuencia.

    TRATAMIENTO DE NÓDULOS TIROIDEOS BENIGNOS CON ONDAS DE RADIOFRECUENCIA:

Publicado en American Journal           

Roentgenology, abril 2010, 194(4)

          En este estudio preospectivo se obtiene reducción del volumen del nódulo tratado hasta en un 80% en los seis primeros meses y la mejoría estética y de los síntomas. El procedimiento se realiza con control ecográfico, duración aproximada una hora.

 Indicaciones:

          Nódulos benignos (comprobado por paaf previa) que produzcan alguno de estos problemas:

  • Disfagia (dificultad para tragar).
  • Disfonía.
  • Deformidad estética en el cuello.

Ventajas con respecto a la Cirugía abierta

  • Se realiza el procedimiento con anestesia local, con cirugía es necesaria la anestesia general.
  • La recuperación es inmediata no se necesita ingreso, con cirugía es imprescindible el ingreso hospitalario.
  • Estéticamente no deja cicatriz, con cirugía siempre queda una en la base del cuello
  • No se altera de función tiroidea (incluso hemos visto casos de hipertiroidismo en los que se normaliza la función), con cirugía puede quedar el paciente hipotiroideo.
  • No aparece la complicación del hiperparatiroidismo que con cirugía aunque rara pero se puede dar.

 Complicaciones (según un estudio multicéntrico , tratados  1543 nódulos–publiado en  Radioly 2011). Se describen en el 3,3 % de los casos (dependiente del operador)

             Menores – 1,92 %

                              – Hematomas, vómitos, o quemaduras cutáneas leves

             Mayores–   1,08%

                             – Lesión nervio recurrente, ruptura del nódulo, o hipotiroidismo

         Todas las complicaciones excepto 2 casos (0,14%) muestran recuperación espontánea.

 

CLINICA FUENSANTA

c/ Arturo Soria, 17 – 28027 (Madrid)

Atención médica 24 horas

 

Consúltanos: