Escoliosis

escoliosisLa escoliosis es una curvatura anormal de la columna vertebral. La columna baja por toda la espalda y de forma natural puede ser un poco curva. Sin embargo, cuando la curvatura es demasiado pronunciada, en forma de C o S, se considera que existe una escoliosis.

Pueden existir varios tipos de escoliosis, dependiendo de la edad del paciente:

  • Escoliosis infantil: en niños de 3 años o menos.
  • Escoliosis juvenil: en niños de 4 a 10 años.
  • Escoliosis adolescente: en niños de 11 a 18 años.

Suele afectar con mayor frecuencia a las niñas y suele empeorar durante un periodo de crecimiento rápido.

Otros tipos de escoliosis son: la escoliosis congénita (ocurre al nacer cuando las costillas o vértebras del bebé no se forman apropiadamente) y escoliosis neuromuscular (causado por un problema nervioso que afecta a los músculos).

¿Cuáles son las causas de la escoliosis?

En la mayoría de los casos se desconoce la causa de la escoliosis.

¿Qué síntomas tiene la escoliosis?

Normalmente, la escoliosis es una enfermedad asintomática, es decir, no tiene síntomas aparentes. Sin embargo, hay algunos signos que nos pueden ayudar a detectarla:

  • Dolor de espalda o lumbago.
  • Sensación de cansancio en la columna después de pararse o sentarse por mucho tiempo.
  • Hombros o cadera que parecen disparejos (un hombro puede estar más alto que el otro).
  • Curvatura de la columna más hacia un lado.

Diagnóstico de la escoliosis

El primer paso que dará el médico es realizar un examen físico. Durante el mismo, se le pedirá al paciente que se agache para adelante, para poder ver más fácilmente el recorrido de la columna. Después, si se considera oportuno, se toman radiografías de la columna vertebral, para ver el alcance real de la escoliosis.

Por último, otros exámenes que se pueden realizar son: medición de la columna (escoliómetro) o resonancia magnética.

Tratamiento de la escoliosis

Para decidir el tratamiento más adecuado se debe tener en cuenta la causa de la escoliosis, la localización de la curvatura, el tamaño de la curvatura, y la edad del paciente.

La mayoría de las personas con escoliosis no necesitan tratamiento, sin embargo, necesitan revisiones para 6 meses.

En el caso de los niños, a veces el médico puede recomendar un corsé que evitará que la espalda se curve más aún. Estos aparatos no funcionan para quienes tienen escoliosis congénita o neuromuscular.

Cuando la curvatura de la columna vertebral es grave o empeora muy rápidamente, puede ser necesaria una cirugía, para corregirla. Se realiza a través de un corte en la espalda, la zona abdominal o debajo de las costillas. Se sostienen las vértebras con 1 o 2 varillas de metal, hasta el que el hueso sana. Tras la cirugía se suele necesitar un corsé para mantener laccolumna vertebral inmóvil.

Por último, la escoliosis puede necesitar ayuda de un fisioterapeuta y otros especialistas para ayudar a explicar los tratamientos y verificar que el corsé ajuste correctamente.

También te puede interesar


Recordatorio: esta información tiene como fin proporcionar pautas generales y no dar una opinión médica definitiva. Es importante que consulte a su médico sobre su enfermedad específica y el tratamiento más adecuado.

La principal complicación que puede surgir cuando se sufren vómitos con sangre es el atragantamiento del paciente. Además, debido a la pérdida de sangre, puede producirse un déficit de glóbulos rojos o una hemorragia excesivaGuardar

Guardar

CLINICA FUENSANTA

c/ Arturo Soria, 17 – 28027 (Madrid)

Atención médica 24 horas

 

Consúltanos: