Hemiplejia

rehabilitación madridLa hemiplejia es la parálisis completa o incompleta de la mitad del cuerpo. Cuando aparece de forma aguda y rápida se denomina accidente vascular cerebral, y suele producirse por una embolia o por una hemorragia.

Sea cual sea la causa, una zona del cerebro queda sin el riego sanguíneo adecuado y aparece lo que se conoce como infarto cerebral. El efecto en el cuerpo es una parálisis y pérdida de las funciones cerebrales del lado afectado.

Las lesiones que provoca la hemiplejía afectan al movimiento y la sensibilidad de parte del rostro, brazo, pierna, o ambos miembros de la mitad del cuerpo. Con frecuencia, quedan disminuidas otras funciones como la visión, la capacidad auditiva, el habla y la capacidad de razonamiento.

La hemiplejía puede afectar a personas de cualquier edad, aunque el grupo de más riesgo son personas de mediana y avanzada edad, generalmente hombres. Además, otra característica de esta enfermedad es que la lesión en un lado concreto del cerebro, produce la hemiplejia en el lado contrario.

¿Qué causa la hemiplejia?

La causa más frecuente es un accidente cerebrovascular, que interrumpe el riego sanguíneo en una determinada zona del cerebro. Por extensión se produce una necrosis o muerte del tejido cerebral.

A veces la hemiplejia es el primer síntoma de la presencia de un tumor cerebral. La lesión también puede ser causada por una meningitis, por convulsiones graves o por un traumatismo craneal grave.

¿Qué síntomas tiene una hemiplejia?

El síntoma más llamativo es la parálisis de una zona del cuerpo. La zona afectada del cerebor es incapaz de controlar algunos músculos y pueden llegar a atrofiarse. Es lo que se conoce como espasticidad.

¿Cuál es el tratamiento de una hemiplegia?

Cuando una parte del cerebro no recibe riego sanguíneo, el daño que se produce es irreversible y no puede recuperarse. Por lo tanto, no se puede curar una hemiplejia producida por un accidente cerebrovascular.

Lo primero que se recomienda es reposo y control de la presión arterial. Después el tratamiento se basa en descubrir cuáles han sido las incapacidades físicas o psíquicas y reducirlas al máximo. Cuando es posible esta recuperación, se suele producir a medio plazo, en un periodo de entre 3 y 18 meses.

Normalmente es necesario mantener de por vida un tratamiento para mantener la presión arterial así como adoptar hábitos de vida saludable (dejar de fumar, no beber alcohol, no tomar anticonceptivos, controlar el colesterol y los triglicéridos,…).

Las medidas rehabilitadoras dependerán de la zona cerebral dañada y de las funciones afectadas en cada caso.

También te puede interesar


Recordatorio: esta información tiene como fin proporcionar pautas generales y no dar una opinión médica definitiva. Es importante que consulte a su médico sobre su enfermedad específica y el tratamiento más adecuado.

La principal complicación que puede surgir cuando se sufren vómitos con sangre es el atragantamiento del paciente. Además, debido a la pérdida de sangre, puede producirse un déficit de glóbulos rojos o una hemorragia excesivaGuardar

Guardar

CLINICA FUENSANTA

c/ Arturo Soria, 17 – 28027 (Madrid)

Atención médica 24 horas

 

Consúltanos: