Hiperlordosis

fisioterapia combinada colectivaUna columna vertebral normal, vista de perfil, no es perfectamente recta, sino que tiene una pequeña curvatura hacia adelante en la zona dorsal (llamada cifosis) y una curvatura hacia atrás en la zona cervical y lumbar (llamada lordosis). La hiperlordosis se produce cuando aumentan esas curvaturas.

Además, esa curvatura es constante e involuntaria. Cuando la curvatura es transitoria, no se considera hiperlordosis. Por ejemplo, durante el embarazo.

En ocasiones, la hiperlordosis aparece como una manifestación de otras enfermedades generales, como la acondroplasia (una forma de enanismo) o distintas enfermedades neuromusculares poco frecuentes.

Por otra parte, los problemas de cadera tienden a desplazar hacia atrás el centro de gravedad, lo que se compensa manteniendo una postura hiperlordótica constante al estar de pie y caminar.

¿Qué causa hiperlordosis?

Normalmente está causada por una postura incorrecta. A esta postura pueden influir la obesidad, usar zapatos de tacón, lesiones espinales, enfermedades neuromusculares o estar sentado o de pie largos períodos de tiempo.

Otras causas pueden ser espondilolistesis (una vértebra se desliza hacia adelante en relación con otra vertebra); discitis (inflamación del espacio del disco intervertebral) o cifosis (fucerza la parte baja de la espalda para compensar el desequilibrio creado por una curva que ocurre en un nivel más alto de la columna).

¿Cómo se trata la hiperlordosis?

No es una enfermedad, por lo que no se requiere tratamiento. Si se desea reducir la hiperlordosis se puede seguir un programa de ejercicios que fortalezcan la musculatura abdominal y la elongación de la musculatura “isquiotibial” (que es la que discurre por la parte posterior del muslo). Además se aconseja corregir la postura corporal.

La fisioterapia o rehabilitación puede ayudar a reducir los dolores y rigidez de la espalda, en el caso de que los haya.

En ningún caso hay que operar.

También te puede interesar


Recordatorio: esta información tiene como fin proporcionar pautas generales y no dar una opinión médica definitiva. Es importante que consulte a su médico sobre su enfermedad específica y el tratamiento más adecuado.

La principal complicación que puede surgir cuando se sufren vómitos con sangre es el atragantamiento del paciente. Además, debido a la pérdida de sangre, puede producirse un déficit de glóbulos rojos o una hemorragia excesivaGuardar

Guardar

CLINICA FUENSANTA

c/ Arturo Soria, 17 – 28027 (Madrid)

Atención médica 24 horas

 

Consúltanos: