Prótesis Total de Cadera (Artroplastia)

La operación de prótesis total de cadera se conoce también como artroplastia. Consiste en sustituir de forma completa la cadera por una articulación artificial.

Normalmente, esta operación es necesaria cuando se causa un deterioro grave de la articulación de la cadera, debido a la edad o la artrosis. Este deterioro provoca dolores y dificultad para llevar una vida normal; se hace más difícil andar, subir escaleras, agacharse,… Con el reemplazo de la cadera por la prótesis se mejora notablemente la calidad de vida del paciente.

Cuando los tratamientos convencionales ya no surten efecto, la mejor opción es la intervención quirúrgica.

¿Cuándo se necesita una operación de Prótesis Total de Cadera (Artroplastia)?

La cadera está formada por elementos óseos y tejidos blandos. Entre sus elementos se encuentran:

  • Cartílago: tejido que recubre la superficie de los huesos de la articulación. Hacen posible que la fricción durante el movimiento no sea tan grave. Cuando se desgasta el cartílago se suele necesitar una artoplastia.
  • Membrana sinovial: es una membrana que rodea los huesos de la articulación y segrega líquido sinovial para lubricar la cadera.
  • Cápsula articular: recubre la parte anterior de la cabeza del fémur y su función es aportar estabilidad y solidez a la articulación.
  • Ligamentos: bandas elásticas que aportan estabilidad a la articulación. Unen la pelvis con el fémur.
  • Tendón: conecta los huesos con los músculos.
  • Fémur: hueso del muslo de la pierna. Su cabeza va encajada en la cadera.
  • Acetábulo: es el hueco donde se sostiene la cabeza del fémur.

El desgaste de los elementos blandos provoca una fricción excesiva, con el consecuente dolor. Y eso conlleva la necesidad de operar.

También se realiza la intervención en personas que han sufrido alguna fractura o han tenido artrosis u otras enfermedades degenerativas (artritis traumática, fractura por osteoporosis,

Ante los primeros síntomas, el traumatólogo le recomendará ciertos tipos de tratamientos para mitigar del dolor. Algunos de ellos son inflitraciones, antiinflamatorios o analgésicos. Una vez que estos tratamientos no dan resultado, se considera proceder a operar siempre para mejorar la calidad de vida del paciente.

¿En qué consiste la operación de Prótesis Total de Cadera (Artroplastia)?

Se trata de una cirugía mayor, que puede durar entre 1 y 2 horas, dependiendo de las características de cada paciente. Se realiza con anestesia general y permanecerá ingresado varios días.

Para sustituir la cadera, el cirujano corta el hueso con una sierra quirúrgica a la altura del cuello femoral y extrae la cabeza del fémur. Se retira el cartílago dañado y se coloca la prótesis de cadera en su sitio. Una vez colocada la prótesis el cirujano procederá a reparar los ligamentos.

¿Cómo es el postoperatorio?

La estancia del paciente en el hospital suele ser de unos 3 a 5 días, dependiendo de cada paciente. El alta se recibe una vez que ya es capaz de andar con muletas y el dolor está controlado.

Durante las siguientes semanas después de la operación, el paciente necesitará ayuda en casa. Por lo tanto, deberá estar acompañado. Necesitará rehabilitación tanto de forma autónoma como de manos de un fisioterapeuta que le vaya guiando. De esta forma se reducirá el tiempo de recuperación.

Además, el paciente llevará muletas para evitar el apoyo de la pierna de la cadera intervenida. Si se produce inflamación o cualquier secreción de la herida se recomienda consultar al médico.

Se volverá a tener una actividad normal entre 2 y 6 meses después de la operación. Todo esto dependiendo del tipo de vida que se llevara, el trabajo a realizar y la salud del paciente.

¿Qué ventajas tiene la Operación de prótesis de cadera (Artroplastia)?

La Operación de Prótesis Total de Cadera es una de las intervenciones más realizadas. El alivio de dolor es la principal mejora que observará el paciente tras la operación. No obstante, se pueden apreciar otras ventajas:

  • mejora la función de la articulación y por extensión, el movimiento.
  • Aumenta la fuerza en las piernas.
  • Permite realizar tareas cotidianas con mayor comodidad.

Además, las prótesis de caderas cada vez son de mejor calidad y duran más tiempo. Se estiman que en la actualidad la prótesis puede durar entre 20 y 25 años.

CLINICA FUENSANTA

c/ Arturo Soria, 17 – 28027 (Madrid)

Atención médica 24 horas

 

Consúltanos: