Síndrome Compresivo Túnel Carpiano

El síndrome del túnel carpiano es una afección en la que el nervio mediano se ve sometido a una presión excesiva. El nervio mediano se encuentra en la muñeca y permite que la mano tenga sensibilidad y movimiento en ciertas partes. Cuando una persona padece el síndrome del túnel carpiano suele sentir entumecimiento, hormigueo, debilidad, o daño muscular en la mano y dedos.

Este síndrome puede ser causado por usar herramientas que vibran e incluso se cree que otras actividades como escribir en el teclado, utilizar el ratón, tocar un instrumento,…pueden causar inflamación y estrechar el túnel carpiano, provocando dolor.

Otras causas pueden ser el alcoholismo, fracturas en loes huesos, artritis en la muñeca, quiste o tumor en la muñeca, infecciones, obesidad, líquidos que se acumulan durante el embarazo y la menopausia, o la artritis reumatoide.

Es más común en mujeres que en hombres y se da sobre todo en personas entre 30 y 60 años.

¿Qué síntomas tiene el síndrome del túnel carpiano?

Algunos de los síntomas más habituales son:

  • Torpeza de la mano al agarrar objetos.
  • Entumecimiento y hormigueo en el pulgar y en los dos o tres dedos siguientes. También se puede sentir en la palma de la mano.
  • Dolor desde la mano hasta el codo.
  • Dolor en la mano o la muñeca.
  • Problemas con la coordinación en movimientos finos.
  • Atrofia del músculo por debajo del pulgar.
  • Dificultad para cargar bolsas.
  • Debilidad en una o ambas manos.
¿Cuál es el tratamiento inicial?

Ante la aparición de este síndrome, su médico le aconsejará usar una férula por la noche, evitar dormir sobre las muñecas y aplicar frio o calor en la zona afectada. Además, se pueden recetar antiinflamatorios no esteroides (AINE) o inyecciones de corticosteroides, para aliviar los síntomas.

Cuando ninguno de estos tratamientos da resultado, se puede recurrir a la cirugía de liberación del túnel carpiano.

¿En qué consiste la cirugía de liberación del túnel carpiano?

Se trata de un procedimiento quirúrgico en el que se corta el ligamento que ejerce la presión sobre el nervio. Se utiliza anestesia local y el paciente abandona el hospital el mismo día. En casa, se le aconseja al paciente realizar movimientos de la mano y la muñeca para evitar la rigidez y la hinchazón.

Se puede indicar el uso de una muñequera especial durante las primeras tres semanas. Por supuesto, se deben evitar sobreesfuerzos y posturas forzadas de la muñeca.

Normalmente es una cirugía muy efectiva, pero dependerá de cada paciente. La recuperación total puede tardar unos dos meses.

 

La recuperación total suele darse transcurridos también esos 4 o 6 meses. Esta intervención suele ser muy efectiva. Las novedosas técnicas que se utilizan hacen posible una recuperación más rápida y menos complicaciones en la cirugía.

CLINICA FUENSANTA

c/ Arturo Soria, 17 – 28027 (Madrid)
Metro: Ciudad Lineal

Atención médica 24 horas

 

Consúltanos:

    aegon              adeslas       antartida       asisa        cáser    cigna   dkv segurosgenerali     afemefa      hna salud    mapfre    mediafiatc      y muchas más aseguradoras, pregunta por la tuya.

Guardar

Guardar

Guardar