Cáncer de próstata

urologo madridLa próstata es la glándula sexual del hombre encargada de producir el semen. Normalmente tiene el tamaño de una nuez y se encuentra debajo de la vejiga.

El cáncer de próstata evoluciona de forma más lenta que otros tipos de cánceres y es extremadamente frecuente. Así, alrededor de 30.000 hombres padecen esta enfermedad cada año en España.

¿Qué causa el cáncer de próstata?

Podemos indicar que las principales causas son:

  • Factores genéticos. Existe un gen específico del cromosoma 1 o gen HPC-1 que aumenta la probabilidad de contraer cáncer de próstata.
  • Factores hormonales.
  • Factores ambientales. Además de residir en zonas con alta incidencia, se pueden determinar como factores de riesgo: llevar una dieta alta en grasas animales, exponerse al humo de los tubos de escape de los coches, la contaminación, la exposición a ciertos fertilizantes y sustancias químicas
  • A veces se produce por agentes infecciosos, transmitidos por vía sexual.

Además, se considera que las personas que pasan largas épocas de represión sexual tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de próstata.

Síntomas del cáncer de próstata

Como hemos dicho, los síntomas de esta enfermedad pueden tardar mucho tiempo en aparecer, o incluso no aparecer nunca. De ahí que sean tan importantes las revisiones de próstata periódicas con el urólogo.

En las fases iniciales, los síntomas que aparecen son leves, y pueden ser fácilmente atribuibles a una hiperplasia benigna, como la incontinencia urinaria, la disminución del calibre o la interrupción del chorro de orina, el aumento de la frecuencia en la micción, dificultad para orinar, escozor durante la micción.

Una vez que el tumor está más avanzado además se puede encontrar sangre en la orina o signos de infección, y generar un dolor frecuente en la región lumbar y dificultad en las relaciones sexuales.

También se puede encontrar hinchazón en las piernas, dolores óseos, pérdida de fuerza en las piernas, insuficiencia renal, pérdida de apetito, pérdida de peso y anemia.

¿Existe tratamiento para esta enfermedad?

Como en casi todos los tipos de cáncer, el tratamiento va a depender de la fase en que se detecte de la enfermedad. Así, los tratamientos habituales son los siguientes:

  • Cirugía: extracción de la glándula prostática y de los tejidos adyacentes. A veces es necesario extraer los ganglios linfáticos de la zona pélvica. La intervención se conoce como prostatectomía radical, y se puede realizar mediante una incisión en el abdomen, o a través de una incisión entre el escroto y el ano. Sin embargo, existen otro tipo de cirugías, mínimamente invasivas: ultrasonidos de alta intensidad (HIFU) y crioterapia. Tanto el HIFU como la crioterapia son técnicas que no precisan incisión quirúrgica, el sangrado es nulo, existe un mínimo riesgo de infección puesto que no hay incisión quirúrgica, los riesgos de impotencia e incontinencia se reducen considerablemente y el tiempo de hospitalización puede ser inferior a 24 horas.
  • Radioterapia: normalmente se combina con la cirugía, ya sea para preparar la zona antes de la intervención o para limpiar la zona después.
  • Terapia hormonal: tiene como objetivo reducir los niveles de testosterona en el organismo bloquear los efectos de esta hormona en la próstata.

La posibilidad de supervivencia tras un cáncer de próstata es muy elevada, cerca del 100% en los siguientes 5 años de vida. Para los siguientes 15 años de vida el porcentaje sólo baja al 94%. Este tipo de cáncer es más difícil de curar cuando se extiende a otros órganos o los huesos; en ese caso, la tasa de supervivencia es de solo un 28%.

¿Se puede prevenir el cáncer de próstata?

Lo primero que aconsejan los expertos en urología es que las personas que tengan más riesgo de padecer esta enfermedad, se sometan a chequeos periódicos una vez cumplidos los 50 años.

También te puede interesar


Recordatorio: esta información tiene como fin proporcionar pautas generales y no dar una opinión médica definitiva. Es importante que consulte a su médico sobre su enfermedad específica y el tratamiento más adecuado.

La principal complicación que puede surgir cuando se sufren vómitos con sangre es el atragantamiento del paciente. Además, debido a la pérdida de sangre, puede producirse un déficit de glóbulos rojos o una hemorragia excesivaGuardar

Guardar

CLINICA FUENSANTA

c/ Arturo Soria, 17 – 28027 (Madrid)
Metro: Ciudad Lineal

Atención médica 24 horas

 

Consúltanos:

    aegon              adeslas       antartida       asisa        cáser    cigna   dkv segurosgenerali     afemefa      hna salud    mapfre    mediafiatc      y muchas más aseguradoras, pregunta por la tuya.

Guardar

Guardar

Guardar