Vasectomía sin Bisturí

La técnica clásica conlleva un 3.4% de complicaciones
frente a un 0.4% de la vasectomía sin bisturí (VSB).

médicosLa vasectomía es un método anticonceptivo para el hombre, totalmente seguro.

Existen varios tipos de vasectomía: la vasectomía tradicional, con la que se realizan dos incisiones en el escroto por encima de los testículos, para localizar los conductos deferentes; y por otro lado la vasectomía sin bisturí.

Esta novedosa técnica fue inventada por el Dr. Li Shlianging (China) en 1974. Más tarde, fue popularizada en Estados Unidos por el Dr. M. Goldstein.

La técnica clásica conlleva un 3.4% de complicaciones (hematoma, dolor, infección) frente a un 0.4% de la vasectomía sin bisturí (VSB). Además, con esta última, la intervención es mucho más rápida.

¿Qué ventajas tiene la vasectomía sin bisturí?

La vasectomía es uno de los métodos anticonceptivos más fiables. Además es una técnica reversible mediante microcirugía. Con la vasectomía la sexualidad del varón no se ve afectada.

La vasectomía sin bisturía ofrece las mismas ventajas que la normal, sin embargo, la recuperación es más rápida y ocasiona menos molestias. No se necesita dar puntos en la piel, por lo que existe menos posibilidad de sangrados y hematomas.

Además, el paciente puede hacer su vida normal horas después de someterse a la intervención. Lo único que se le recomienda es no hacer esfuerzos durante un par de días. La actividad sexual puede reanudarse en 2 o 3 días, pero la anticoncepción no se produce hasta 2 o 3 meses después (20 o 30 eyaculaciones). Esto es debido a que eliminar los espermatozoides que permanecen en deferentes y vía seminal.

¿Cómo se realiza la vasectomía sin bisturí?

La vasectomía se realiza con anestesia local. El procedimiento se realiza con la técnica conocida como “de los tres dedos”. Empezando en el lado derecho del paciente, el dedo medio de la mano izquierda entre el escroto y las estructuras del cordón espermático que se separan de la línea media lateralmente hasta que el deferente se atrapa entre el dedo medio, el pulgar y el índice. El índice estabiliza el deferente. Una vez el deferente está firmemente se practica el bloque selectivo anestésico del deferente.

¿Puedo revertir la vasectomía sin bisturí?

La vasectomía puede revertirse mediante microcirugía, ya que tras la cirugía, los espermatozoides siguen en la vía seminal.

La técnica para revertir la vasectomía se denomina vaso-vasostomía, y consiste en unir los segmentos de los deferentes seccionados durante la vasectomía. Con esta unión se permite de nuevo el paso de los espermatozoides y su salida con el semen.

Guardar

OTRAS INTERVENCIONES

CLINICA FUENSANTA

c/ Arturo Soria, 17 – 28027 (Madrid)

Atención médica 24 horas

 

Consúltanos: