Los que lo sufren se sienten cansados, tristes, irritables, con sueño.

psicólogo madridEl verano va llegando a su fin y quien más o quien menos ya sabe lo que es volver al trabajo y lo duro que puede ser. Seguro que has oído hablar del Síndrome Postvacacional, que es el tiempo que tardamos en acostumbrarnos a las nuevos horarios y costumbres, tras el periodo estival.

Las personas que sufren este síndrome, alrededor de un 60% de la población total, pueden sentirse más cansados de lo habitual, tristes, irritables, sufrir somnolencia. Por suerte, estos síntomas no suelen durar más de dos semanas y en la mayoría de los casos desaparece en unos días.

Realmente, no es un problema clínico, que necesite de la atención de un médico. Simplemente es una dificultad de adaptación a los cambios. No obstante, en los casos más acusados, se puede requerir la ayuda de un psicólogo, para superar los síntomas lo antes posible.

Desde Clínica Fuensanta, queremos hacer que la vuelta de las vacaciones sea más fácil, y por eso os vamos a dar una serie de recomendaciones para que el síndrome postvacacional pase prácticamente desapercibido:

  • No permanezcas en tu lugar de vacaciones hasta el día antes de incorporarte al trabajo. Regresa a casa unos días antes, para que puedas ir cogiendo los hábitos que tenías antes de irte.
  • Esos días antes empieza a ir adelantando la hora de levantarte poco a poco, para que no te cueste demasiado el primer día de trabajo. Por supuesto, adelanta también la hora de acostarte.
  • Una vez en el trabajo, evitar los momentos de mucha presión. Debemos ser conscientes de que lleva un tiempo situarse de nuevo y no podemos estar al 100% el primer día. Por supuesto, no te sobrecargues de trabajo al princio. ¡Somos humanos!
  • Disfruta de tu vida cotidiana, haz planes con amigos o familia, sal a cenar, o dedica tiempo a esas aficiones que más te gustan. Las vacaciones no son los únicos momentos en que podemos disfrutar y vivir experiencias positivas, te ayudará a tener más ganas en el trabajo.
  • Para futuras vacaciones, aconsejamos dividir las vacaciones a lo largo de todo el año. Cuantos más días seguidos estés de vacaciones, más te costará volver de nuevo. Por lo tanto, siempre será mejor dividir el mes de vacaciones en 15 días, que irse el mes entero.