Algunos de ellos son el cáncer de hígado, páncreas u ovarios.

obesidadLa Organización Mundial de la Salud (OMS) ha determinado que ocho tipos de cáncer están relacionados con la obesidad y el sobrepeso. En concreto, la evidencia se ha encontrado en los siguientes tipos: cáncer de estómago, hígado, páncreas, ovario, tiroides, meningioma, y mieloma múltiple.

Asimismo, se demostró hace tiempo que la obesidad puede convertirse en un factor de riesgo en el cáncer de colon y recto, esófago, riñón, mama en mujeres posmenopáusicas y el endometrio en el útero.

Por ende, reducir el exceso de grasa corporal disminuye de forma proporcional las posibilidades de padecer cáncer. Así, los expertos en oncología recomiendan mantener un peso saludable con el fin de reducir el riesgo. Incluso cuidar este aspecto desde la edad infantil, ya que en diversos casos se ha comprobado que el sobrepeso en niños puede estar relacionado con casos de cáncer en la edad adulta.

Desde Clínica Fuensanta, tu médico en Madrid, recordamos la importancia de prestar atención a nuestra salud a diario para prevenir enfermedades más graves. Un simple gesto como cuidar la alimentación o hacer ejercicio puede cambiar la predisposición a padecer, no solo cáncer, sino otras muchas enfermedades. La prevención es el tratamiento más importante.