Los pistachos ayudan a reducir el estrés diario.

Un estudio realizado por la Universidad Estatal de Pennsylvania (Estados Unidos) ha demostrado que la ingesta de pistachos ayuda a reducir la presión arterial y el estrés diario.

Algunas actividades cotidianas como el trabajo, hablar en público, un proyecto cercano…puede provocar un aumento de la presión arterial. Y desde luego, es imposible evitar ciertas situaciones que pueden estresarnos cada día.

Pues bien, tras el estudio en un grupo de personas tras la ingesta de diferentes cantidades de pistachos, se ha demostrado que una dieta sana, completada con la ingesta de pistachos reduce la presión arterial sistólica, la resistencia vascular periférica y la frecuencia cardiaca en situaciones de estrés agudo. Además, ayuda combatir la depresión, el estrés y la ansiedad. Y por último, mejora la calidad del sueño.

Los pistachos son ricos en grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas y además son antioxidantes. Tienen potasio, que regula las funciones corporales básicas como la nerviosa y la muscular. Además, los pistachos son ricos en magnesio, que intervienen en la transmisión neuromuscular y la liberación de energía.

Ante cualquier duda sobre nutición, acude a tu endocrino y te aconsejará la mejor dieta a seguir teniendo en cuenta todas tus patologías y características propias.