Además estos niños poseen menos habilidades sociales

Según un estudio realizado por investigadores del Hospital del Mar y del Instituto de Salud Global (ISGlobal) de Barcelona, los niños que juegan 9 horas semanales a los videojuegos, pueden verse afectados por problemas de conducta y poseer menos habilidades sociales.

Durante el estudio se ha investigado la relación entre las horas que dedican a la semana los niños a jugar con videojuegos y la aparición o no de ciertas habilidades intelectuales y problemas de conducta. La muestra estaba compuesta por 2.442 niños de entre 7 y 11 años.

Por el contrario, a pesar de lo que se cree, jugar dos horas a la semana, puede ser beneficioso para los pequeños. De hecho, según los datos arrojados por el estudio, los niños que juegan con videojuegos tienen mejores habilidades motoras y un mejor rendimiento escolar. Pero para obtener estos beneficios, basta con 2 horas a la semana.

Los niños que jugaban 9 horas al día presentaban problemas de conducta, conflictos con los compañeros y menores habilidades sociales.

Por lo tanto, los expertos han concluido que los videojuegos en sí mismos no son ni buenos ni malos, sino que el problema está en la cantidad de tiempo que se invierte en ellos.