El riesgo de cáncer aumenta en mujeres con sobrepeso

También tienen más riesgo de sufrir diabetes tipo 2, presión arterial alta o enfermedades cardiovasculares.

Las personas con obesidad tienen demasiada grasa en el cuerpo, y por eso tienen mayor riesgo de desarrollar problemas de salud como la diabetes tipo 2, presión arterial alta o enfermedades cardiovasculares. Además, se ha descubierto que estas personas también tienen un mayor riesgo de sufrir cáncer.

Los motivos que pueden llevar a ello son:

  • El aumento de los niveles de insulina.
  • La inflamación crónica de nivel bajo, relacionada con el aumento de muchos casos de cáncer.
  • Cantidades más elevadas de estrógenos, que hacen crecer el riesgo de cánceres como el de mama o endometrio.
  • El número alto de células grasas que producen un crecimiento de las células cancerosas.
  • La pérdida de peso y recuperación de forma repetida también puede ser un factor desencadenante.

Los tipos de cáncer más asociados al sobrepeso son el de mama, el de colon, de útero, riñón, cuello y cabeza, esófago, páncreas, endometrio, próstata, vesícula biliar o tiroides.

Los expertos recomiendan mantener un peso saludable. Para ello, se deben seguir unas normas alimenticias que ayudarán a conseguir el peso deseado (comer fruta, verduras, proteínas magras y grano integral, limitar los alimentos y bebidas con mucho azúcar). Por supuesto, la actividad físicas es muy importante para completar la dieta alimenticia; entre 30 y 60 minutos de ejercicio moderado diario puede ser suficiente.

A veces, los cambios nutricionales y de actividad física no son suficientes, porque el sobrepeso de debe a otros factores como los genéticos, hormonales, ambientales, emocionales,… En este caso, acudir a un nutricionista experto en estos temas, te ayudará a determinar tus necesidades concretas.

El impacto económico del sedentarismo

El sedentarismo, enfermedad del siglo XXI

El sedentarismo se ha considerado un estilo de vida actual, que es en parte causante de muchas de las enfermedades que sufre el hombre del siglo XXI. Tanto es así que, el porcentaje de adultos sedentarios se sitúa en torno al 60 y 85%, cifra que resulta preocupante para el sector sanitario.

La gente que practica una actividad física regular tiene un riesgo de morir prematuramente mucho menor, si lo comparamos con personas que permanecen sentadas 8 horas al día. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que los adultos tengan un mínimo de 150 minutos de actividad física por semana.

Más de 50.000 millones de dólares nos cuesta el sedentarismo

Pero además de producir enfermedades y ser una de las principales causas de mortalidad, la inactividad física tiene un impacto económico negativo muy importante. ¿Por qué? Por los gatos que estas enfermedades producen en el sistema sanitario o la pérdida de productividad.

Así, el coste anual asociado a la atención sanitaria de las enfermedades asociadas al sedentarismo o a una actividad física insuficiente se estima en más de 50.000 millones de dólares. Estos datos se han recabado en un total de 142 países, que representan el 93% de la población mundial.

Algunas de esas enfermedades son:

  • Cardiopatía coronaria
  • Ictus
  • Diabetes tipo 2
  • Cáncer de mama
  • Cáncer de colon

Por lo tanto, desde Clínica Fuensanta queremos concienciar a nuestros pacientes de la importancia de realizar ejercicio físico. De esta forma, no sólo reduciremos nuestra probabilidad de enfermar, sino que además aportaremos nuestro granito de arena al crecimiento económico de nuestro país.