14 de Noviembre: Día Mundial de la Diabetes

La prevención reduce las complicaciones de la diabetes

Cada 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes como forma de concienciar a la sociedad sobre esta enfermedad. En concreto se trata de informar sobre sus síntomas, causas complicaciones y tratamientos. Este año 2016 la Federación Internacional de Diabetes (FID) ha lanzado la campaña bajo el tema Ojo con la Diabetes.

Esta enfermedad es una grave afección que se encuentra en constante aumento en todo el mundo. Y seguramente seguirá en aumento a no ser que pongamos medios para prevenirla. De hecho, cuanto antes se diagnostique a una persona más fácil será prevenir complicaciones

Una persona con diabetes tipo 2 puede vivir años sin ser consciente de su enfermedad. Así, se cree que una de cada 2 personas con Diabetes tipo 2 no está diagnosticada.

Por lo tanto, si muestras los siguientes signos, acude a un profesional médico:

  • Visión borrosa
  • Pérdida de peso
  • Falta de energía
  • Sed excesiva
  • Micción frecuente

Actúa hoy para cambiar el mañana

 

El 22% de los pacientes con psoriasis sufre de forma grave la enfermedad

Una buena parte de los que sufren psoriasis no están diagnosticados

La psoriasis afecta de forma grave o muy grave a un 22% de la población española. Además, el 14% de los que la padecen no reciben tratamiento, según datos arrojados por la Encuesta IMPAS, en la que han participado un total de 1.209 pacientes.

Los afectados ven afectada su calidad de vida, por lo que es muy importante el diagnóstico precoz de los pacientes. La vicepresidenta de Acción Psoriasis, Montserrat Ginés, considera que hay que “buscar soluciones para mejorar la salud e incrementar la calidad de vida de estas personas, ya que como demuestra el estudio se ve afectada de forma grave”. En esa línea, se ha incidido también en la necesidad de cambiar los hábitos de vida del paciente y ofrecer un tratamiento integral y personalizado desde los centros médicos.

Otra de las principales conclusiones es que 85% de los participantes en la encuesta tiene alguna enfermedad asociada a la psoriasis y la mayor parte de ellas han aparecido después del diagnóstico de la misma. Algunas de estas enfermedades son la diabetes (56%), enfermedad hepática (67%), hipertensión (59%) y problemas cardiovasculares (56%). Además se ha relacionado la aparición de ansiedad y depresión con el diagnóstico de psoriasis. Por último, la artritis psoriásica aparece en un 55% de los casos después que la psoriasis y el sobrepeso en un 45% de los pacientes.

 

Discapacidad por causa del ictus

El ictus es la segunda causa de muerte en los países occidentales

En España unas 330.000 personas están afectadas por algún tipo de discapacidad causado por un ictus. Asimismo, se ha determinado que el ictus es la segunda causa de muerte y la primera de discapacidad permanente en los adultos de los países occidentales.

El ictus afecta cada año a unas 120.000 personas en España. De ellas, al menos el 40% sufrirá incapacidades para realizar su vida normal tras sufrir el ictus.

Esta enfermedad afecta más a los países envejecidos, como España, porque suele ocurrir más a personas de edades avanzadas. De hecho, las posibilidades de padecer un ictus aumentan a partir de los 60 años. No obstante, nadie está libre de poder padecerlo, ya que se dan muchos casos en personas jóvenes; de hecho, en los últimos años han aumentado un 25% el número de casos de ictus entre las personas de 20 a 64 años.

Factores de riesgo

La mayor parte de los casos de ictus están relacionados con  los siguientes factores de riesgo: hipertensión arterial, diabetes, enfermedades cardiacas, colesterol alto, apnea del sueño, obesidad y por supuesto, cualquier hábito de vida nocivos (tabaco, alcohol, sedentarismo o estrés).

Por lo tanto, reduciendo estos factores de riesgo, reduciremos considerablemente la posibilidad de sufrir esta patología. Al mismo tiempo, debido a los avances médicos, la mortalidad por ictus ha descendido. Así, se está avanzando considerablemente en el tratamiento del mismo. Y cada vez son más los pacientes que son capaces de llevar una vida normal tras recuperarse del ictus.