Nutrición: beneficios de la dieta mediterránea

Se compone básicamente de frutas, verduras y legumbres.

¿Quién no ha escuchado hablar de los beneficios de la dieta mediterránea? Seguro que ya sabes que este tipo de nutrición que evita la obesidad, mejora nuestra salud cardiovascular, aumenta la esperanza de vida, reduce los niveles de colesterol.

Sin duda, es una de las mejores dietas que existen y de las más completas. No obstante, a veces nos cuesta seguirla debido al ritmo de vida frenético que llevamos y a la falta de tiempo para cocinar y para planificar nuestras comidas.

¿Qué alimentos componen la dieta mediterránea?

En este tipo de dieta son básicas

  • Las frutas: se recomienda sobre todo consumir cítricos como naranjas, limones, manzanas, melón, sandía, uvas,…
  • Las verduras de todo tipo.
  • Las legumbres
  • Los cereales
  • Los frutos secos.
  • El aceite de oliva, que puede ser la principal fuente de grasa.
  • El pescado.
  • Y en cantidades más moderadas, los huevos y la carne de ave.

Como podéis comprobar, se trata de una dieta muy variada, lo que hace de ella una de las dietas más beneficiosas para la salud.

Y eso es debido a que sus grasas provienen sobre todo de alimentos que aportan grasas saludables, como las del aceite de oliva o las del pescado (omega-6 y omega-3). Además, es una dieta rica en antioxidantes naturales y en fibra.

¿Necesitas más razones para cambiar tu alimentación? ¿No sabes si lo estás haciendo correctamente? Acude a nuestro nutricionista y te asesorará sobre la mejor dieta en tu caso concreto.

nutricionista madrid