La ingesta de alimentos integrales reduce la necesidad de insulina

endocrino madridProbado es el beneficio del pan y los cereales integrales en cualquier persona en general, pero más aún en personas con diabetes. El pan o los cereales integrales son un hidrato de absorción lenta, que ayuda a regular el índice glucémico, imprescindible para los diabéticos.

Está comprobado que una vez que se toma pan integral no aparecen picos altos de glucosa en sangre, por lo que se reduce la necesidad de insulina. Así, reduce el riesgo de padecer diabetes tipo 2, debido a que la insulina promueve la secreción de insulina.

Por otro lado, ayuda a llevar una dieta equilibrada y saludable, que se asocia a un menor riesgo de padecer enfermedades crónicas.

Tres raciones son suficientes

Se estima que 45 gramos diarios (tres raciones) de harinas integrales es suficiente para reducir el riesgo de tener diabetes tipo 2 y cáncer de colon. En concreto, el riesgo de sufrir diabetes tipo 2 se reduce un 20%, mientras que el riesgo de sufrir cáncer de colon, se reduce un 18%.

Por ello, todas las personas, pero más aún las personas diabéticas, deben pensar en el pan integral como un alimento básico en nuestra alimentación. Sin embargo, en la actualidad, las harinas integrales no llegan a una décima parte de lo que ocupan las harinas refinadas en nuestro carro de la compra.

Y a pesar de los beneficios del pan y cereales integrales, debemos desterrar los mitos que se asocian al pan integral: integral no significa lo mismo que light; que sea de color marrón no significa que sea integral; no tiene por qué ser biológico o ecológico.