Una correcta postura para conducir, reduce los accidentes de tráfico

La posición del respaldo y la forma de coger el volante, importantes para conducir adecudamente

Empieza la temporada de vacaciones y con ellas, todos nos ponemos al volante para hacer viajes más o menos largos. Mantener una postura correcta mientras conducimos, es importante, además de para evitar lesiones, para reducir el riesgo de sufrir accidentes.

Los expertos en fisioterapia y rehabilitación indican que es importante mantener una conducción ergonómica. ¿Y cómo se hace esto? Ten en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Sujeta el volante con las dos manos y estira los brazos de manera que las muñecas queden en la parte superior del mismo.
  • Siéntate correctamente.
  • No se debe ir ni demasiado recto, ni demasiado encorvado.
  • La rodilla derecha debe ir suelta, sin estar apoyada en el vehículo.
  • El reposacabezas debe situarse de manera que los ojos queden por la mitad de la altura del reposacabezas.
  • No sacar los brazos y las piernas por la ventanilla, porque podemos recibir un impacto.

Además, para evitar lesiones se debe tener cuidado con maniobras repetitivas, como cambiar de marcha o pisar los pedales. Debes recordar descansar cada hora y media, bajarte del coche y ejercitar los brazos, las piernas y la zona cervical.

Las lesiones más frecuentes que se producen en accidentes de tráfico son traumatismos craneoencefálicos, fracturas o polifracturas.

El 61% de los “runners” no se ha hecho nunca una prueba de esfuerzo

Las personas que realizar una actividad deportiva intensa tienen más riesgo de sufrir muerte súbita

podología deportiva madridLos runners deberían pasar un chequeo cardiológico antes de realizar una carrera popular, con el objetivo de comprobar cuál es su estado de salud en general. Sin embargo, las estadísticas indican que el 69% de los corredores habituales no se han sometido nunca a un electrocardiograma y el 61% no se ha hecho una prueba de esfuerzo.

En los últimos años ha aumentado considerablemente la participación de los ciudadanos en carreras de todo tipo. Participan personas de todas las edades y condición física, que en la mayoría de los casos no saben si están preparadas físicamente para ese esfuerzo.

De ahí, que los cardiólogos insistan en la necesidad de realizarse un reconocimiento médico debido al riesgo de sufrir muerte súbita, que está aumentando en los últimos años asociada a este ejercicio.

Así, muchas de las personas que participan en estas carreras indican que han sufrido alguna vez dolor en el pecho, palpitaciones o mareos, mientras corrían. De hecho, se considera que las personas que practican una actividad deportiva intensa tienen más probabilidades de morir por muerte súbita que los no deportistas.

Fisioterapia para la recuperación de pacientes con ictus

La fisioterapia mejora el equilibrio y la fuerza de los músculos.

Recuperarse de un ictus es un proceso largo y costoso, que requiere un trabajo diario del paciente, asesorado como no, por los diferentes especialistas médicos que le tratan. Sin embargo, algunas prácticas pueden hacer que el proceso de recuperación sea más rápido. Por ejemplo, rehabilitación o sesiones con un fisioterapeuta. Hoy queremos mostraros lo importantísimo que es realizar la rehabilitación tras sufrir un ictus.

¿Pero qué actividades de fisioterapia nos pueden ayudar a recuperarnos?

El fisioterapeuta determinará cuáles son los ejercicios más adecuados dependiendo de las particularidades de cada paciente. No obstante, estos ejercicios pueden consistir en trabajos para la coordinación y el equilibrio, fortalecer los músculos de la cara, trabajar la motricidad de las manos, mejorar las posturas para prevenir lesiones, ejercicios para trabajar la marcha.

La clave del éxito está en la repetición y el aumento de la dificultad de los ejercicios, para conseguir la reconexión neurológica del cerebro. La realización de estos ejercicios les permite tener una mayor autonomía en menos tiempo. Además, se reduce también la posibilidad de recaidas.

De hecho, cuando un paciente ha sufrido un ictus, no puede abandonar el hospital hasta que mantiene el equilibrio y puede realizar, con cierta habilidad, actividades como vestirse. Por eso, una vez que se considera que la vida del paciente no está en peligro, se comienza con las sesiones de rehabilitación tan importantes para la recuperación total.

Para cualquier duda, acude al Servicio de Fisioterapia y Rehabilitación de Clínica Fuensanta. Sus profesionales expertos, te aconsejarán cuál es el protocolo a seguir en tu caso.