Hay que prepararse antes y cuidarse después de la procesión

fisioterapeuta madridYa han comenzado a sucederse las primeras procesiones a lo largo de todo el territorio español y los costaleros empiezan a sufrir las primeras lesiones. No podíamos dejar pasar estos días sin dar algunos consejos para estas personas que van a cargar las imágenes, que muchas veces se ven expuestos a sufrir contracturas, desgarros y molestias musculares de todo tipo.

El peso excesivo, los esfuerzos y la gran cantidad de horas que están desfilando pueden igualar sus lesiones a las de otros deportistas. Por ello, se recomienda prepararse físicamente antes del evento y visitar al fisioterapeuta, tanto antes como después.

Mantener una postura correcta es fundamental

La primera recomendación que tu especialista en fisioterapia te dará será mantener una correcta postura corporal. Se debe mantener la espalda recta, la cabeza erguida, la mirada al frente, los codos y las muñecas ligeramente flexionados, y pisar con toda la planta del pie.

Por otro lado, se aconseja realizar estiramientos de cuello, brazos, manos, abdominales y piernas antes de empezar. Por supuesto, la colocación de fajas y vendajes protectores es recomendable en las zonas más sensibles del cuerpo. No podemos olvidarnos de mantener una hidratación adecuada, y utilizar calzado y ropa cómoda.

Al terminar la procesión, debemos realizar estiramientos para relajar los músculos y acudir al fisioterapeuta ante cualquier molestia o contractura que detectemos.

Muchos de los participantes desconocen los riesgos que sufren, y eso puede provocar que las lesiones sean aún más graves, por no tomar las precauciones necesarias. Por lo tanto, si vas a ser costalero en alguna procesión, toma nota de estos consejos y acude a tu fisioterapeuta en Clínica Fuensanta.