91 410 02 00

Prolapso uterino

prolapso uterinoEl prolapso uterino se produce cuando la matriz o útero se cae y ejerce presión en la zona de la vagina. Es una afección más común en mujeres que han tenido 1 o más partos vaginales.

El prolapso puede ser de dos tipos:

  • Leve: cuando el cuello uterino baja hasta la parte inferior de la vagina.
  • Moderado: cuando el cuello uterino baja por fuera de la abertura vaginal.

¿Qué puede causar un prolapso uterino?

El útero se sostiene mediante músculos, ligamentos y otras estructuras. Cuando estos tejidos están débiles o estirados, el útero se cae.

Sin embargo, existen otros factores que pueden llevar al prolapso uterino:

  • El envejecimiento normal de la mujer.
  • La falta de estrógenos después de la menopausia.
  • La tos crónica.
  • La obesidad.
  • Un tumor pélvico.
  • El estreñimiento, que puede llevar a esfuerzos repetitivos para evacuar.

¿Cuáles son los síntomas del prolapso?

Los síntomas más habituales que sienten los pacientes que tienen un prolapso uterino son:

  • Presión en la pelvis o la vagina.
  • Problemas en las relaciones sexuales.
  • Lumbago.
  • Protrusión del útero y el cuello uterino hacia la abertura vaginal.
  • Infecciones vesicales repetitivas.
  • Sangrado vaginal anormal.
  • Aumento del flujo vaginal

¿Cuál es el tratamiento habitual para el prolapso uterino?

Normalmente no es necesario ningún tratamiento, a no ser que el problema genere muchas molestias. Para evitar estos síntomas, se recomienda:

  • Evitar la obesidad.
  • No hacer esfuerzos ni levantar objetos pesados.
  • Evitar la tos crónica, recibiendo el tratamiento adecuado.

Cuando nada de esto funciona, el ginecólogo puede recomendarle colocarse un dispositivo de plástico dentro de la vagina (pesario), para sostener el útero en su lugar y evitar que se caiga.

La cirugía se utiliza cuando los tratamientos menos invasivos no han dado resultado. Así, el tipo de cirugía a realizar dependerá de la gravedad del prolapso, del deseo de la mujer de quedarse embarazada, de la edad, del estado de salud general,…

También te puede interesar


Recordatorio: esta información tiene como fin proporcionar pautas generales y no dar una opinión médica definitiva. Es importante que consulte a su médico sobre su enfermedad específica y el tratamiento más adecuado.

La principal complicación que puede surgir cuando se sufren vómitos con sangre es el atragantamiento del paciente. Además, debido a la pérdida de sangre, puede producirse un déficit de glóbulos rojos o una hemorragia excesivaGuardar

Guardar