91 410 02 00

Apnea del sueño

Apnea del sueñoLa apnea del sueño es un trastorno habitual que produce la interrupción de la respiración o se hace muy superficial, mientras el paciente duerme. Estas interrupciones suelen durar desde unos pocos segundos a un minuto y pueden ocurrir más de 30 veces en una hora.

Cuando la respiración vuelve, lo hace mediante un ronquido o resoplido. Las personas que tienen apnea suelen roncar muy fuerte; sin embargo, no todas las personas que roncan sufren de apnea del sueño.

Las personas que lo sufren no suelen tener un sueño reparador, por lo que tienen somnolencia a lo largo del día. Además, estas personas tienen mayor riesgo de sufrir accidentes de tráfico, trabajo u otros problemas médicos. De ahí que sea tan importante recibir tratamiento lo antes posible.

¿Cuál es la causa de la apnea del sueño?

Se conoce también como apnea obstructiva del sueño y está causada por un colapso en las vías respiratorias o una obstrucción de ellas durante el sueño.

Otras causas son:

  • Tener el maxilar inferior más corto que el maxilar superior.
  • Tener el paladar deformado.
  • Un cuello grande.
  • Cuando la lengua se retrotrae hasta bloquear las vías respiratorias.

Las personas que tienen más riesgo de apnea son: hombres, personas que tienen sobrepeso, familiares que tienen apnea o las vías respiratorias muy pequeñas. En el caso de los niños, pueden sufrir apnea los que tienen amígdalas y adenoides hinchadas.

Diagnóstico de la apnea del sueño

Para diagnosticar la apnea del sueño, el médico realiza un examen físico y se tiene en cuenta el historial médico y familiar. Asimismo, se suele realizar un examen de sueño, para poder hacer un mapa de las veces que ocurre la apnea a lo largo de la noche.

¿Qué tratamiento tiene?

La apnea del sueño no se cura, y eso hace que los tratamientos estén dirigidos a aliviar los síntomas. Los principales tratamientos de la apnea del sueño son cambios en el estilo de vida, dispositivos bucales, cirugía y aparatos para la respiración.

En lo que se refiere a los cambios en el estilo de vida, se aconseja:

  • perder peso
  • realizar ejercicio físico
  • dejar de fumar
  • evitar el consumo de alcohol
  • llevar una alimentación sana y equilibrada

Entre los aparatos para la respiración más habituales está el CPAP. Es un generador de presión que transmite una presión continua a través de una mascarilla nasal, para evitar que la vía superior se colapse. Estas mascarillas suelen hacer desaparecer los ronquidos nocturnos y la somnolencia durante el día.

En ocasiones se puede requerir tratamiento quirúrgico, cuando existen pólipos o hipertrofia de las amígdalas.

También te puede interesar


Recordatorio: esta información tiene como fin proporcionar pautas generales y no dar una opinión médica definitiva. Es importante que consulte a su médico sobre su enfermedad específica y el tratamiento más adecuado.

La principal complicación que puede surgir cuando se sufren vómitos con sangre es el atragantamiento del paciente. Además, debido a la pérdida de sangre, puede producirse un déficit de glóbulos rojos o una hemorragia excesivaGuardar

Guardar