91 410 02 00

Cáncer o tumor de cabeza o cuello

cancer de cabeza o cuelloLos cánceres que se conocen como cánceres de cabeza y cuello son los que comienzan en las células escamosas que revisten las superficies húmedas y mucosas del interior de la cabeza y del cuello. Estos tipos de cáncer se conocen también como carcinomas de células escamosas de cabeza y cuello. También pueden comenzar en las glándulas salivales.

Las zonas donde más habitualmente suelen aparecer son: cavidad oral (labios, lengua, encías, mejillas, boca, paladar), faringe, laringe (contiene las cuerdas vocales), senos paranasales y cavidad nasal y glándulas salivales.

¿Cuáles son las causas de los cánceres de cabeza y cuello?

La principal causa o factor de riesgo es la ingesta de alcohol y el consumo de tabaco. De hecho, el 75% de los cánceres de cabeza y cuello están causados por el tabaco y el alcohol

El Virus del Papiloma Humano (VPH) también puede ser un factor de riesgo, sobre todo en los cánceres orofaríngeos.

Otros factores de riesgo de son:

  • Consumo excesivo de alimentos salados o preservados durante la niñez.
  • No tener una higiene bucal adecuada. Asimismo, Salud bucal. La higiene bucal pobre y la falta de dientes tener falta de dientes puede provocar que aumente el riesgo de cáncer.
  • La exposición excesiva a ciertos productos, como por ejemplo al polvo de madera, fibras sintéticas, materiales de construcción, metalurgia, textil,…
  • Exposición a radiación.
  • Infección por el virus de Epstein-Barr.
  • Las personas de origen china tienen más riesgo de padecer estos tipos de cáncer.

¿Cuáles son los síntomas de los cánceres de cabeza y cuello?

En cuanto a los síntomas que suele tener una persona que desarrolla un cáncer de cabeza o cuello, el más habitual es la aparición de un bulto o llaga, irritación de garganta, dificultad para tragar, ronquera,…síntomas todos que no desaparecen con los tratamientos habituales.

En la cavidad oral puede aparecer un parche blanco o rojo en la encía, en la lengua o en el revestimiento de la boca, inflamación de la mandíbula, y sangrado o dolor (aunque es menos común).

En la faringe se produce dificultad al respirar o hablar, dolor al tragar, dolor en el cuello o la garganta, dolores de cabeza, zumbido en los oídos, dificultad para oír.

Cuando el cáncer se encuentra en la laringe, el síntoma más habitual es el dolor al tragar y el dolor de oído.

En los senos paranasales y cavidad nasal se percibe congestión, sinusitis, sangrado por la nariz, dolor de cabeza, inflamación u otros problemas en los ojos, dolor en los dientes superiores,…

Por último, cuando el tumor se sitúa en las glándulas salivales, el paciente podrá notar que tiene hinchazón debajo del mentón o alrededor de la mandíbula, adormecimiento o parálisis de los músculos en la cara, dolor de cara, en el mentón o en el cuello.

Tratamiento del cáncer de cuello y cabeza

Como en cualquier otro tipo de cáncer, el tratamiento va a depender del tamaño del tumor, el lugar en el que se sitúe, el estadio de la enfermedad, la edad del paciente y la salud general del mismo. No obstante, normalmente el tratamiento incluye cirugía, radioterapia, quimioterapia, medicación, todos ellos combinados o de forma aislada.

Su otorrinolaringólogo o su oncólogo decidirán cuál puede ser el tratamiento más efectivo en cada caso.

También te puede interesar


Recordatorio: esta información tiene como fin proporcionar pautas generales y no dar una opinión médica definitiva. Es importante que consulte a su médico sobre su enfermedad específica y el tratamiento más adecuado.

La principal complicación que puede surgir cuando se sufren vómitos con sangre es el atragantamiento del paciente. Además, debido a la pérdida de sangre, puede producirse un déficit de glóbulos rojos o una hemorragia excesivaGuardar

Guardar