91 410 02 00

Otitis

 

OtitisLa otitis es una infección de oídos, muy común en niños y en bebés. El tipo más común de infección del oído se denomina otitis media y es causada por inflamación e infección del oído medio, el cual se encuentra localizado justo detrás del tímpano.

Se trata de una patología que se desarrolla muy rápidamente y es muy dolorosa. Además, pueden convertirse en otitis crónicas cuando duran mucho tiempo o aparecen y desaparecen con mucha asiduidad.

¿Cuáles son las causas de la otitis?

La causa más habitual de la otitis es el bloqueo de la trompa de Eustaquio. Esta trompa drena el líquido que se produce en el oído medio. Si se bloquea, se acumula líquido y puede causar una infección. De hecho, es más común en niños porque sus trompas se obstruyen más fácilmente.

La obstrucción de las trompas de Eustaquio se puede provocar por:

  • Alergias.
  • Resfriados e infecciones sinusales.
  • Exceso de moco y de saliva producidos durante la dentición.
  • Infección o agrandamiento de adenoides (tejido linfático en la parte superior de la garganta).
  • Humo del tabaco.

Los factores de riesgo que predisponen a infecciones agudas del oído incluyen:

  • Es más habitual que se produzca otitis en invierno.
  • Llevar a los niños a una guardería.
  • Cambios de altitud o de clima.
  • Antecedentes de infecciones del oído.
  • No ser amamantado.
  • Uso de biberones.
  • Infección reciente del oído.
  • Enfermedad reciente de cualquier tipo (porque disminuye la resistencia del cuerpo a la infección)

¿Cuáles son los síntomas que presenta una persona con otitis?

En niños los síntomas más habituales son la fiebre, irritabilidad, llanto,… Por su parte, en adultos encontramos:

  • Dolor de oídos u otalgia.
  • Sensación de tener el oído lleno.
  • Malestar general.
  • Vómitos.
  • Diarrea.
  • Hipoacusia (o pérdida de audición) en el oído afectado.

Es habitual que la otitis se produzca acompañada de un resfriado. Debemos permanecer atentos ante cualquier secreción de color amarillo o verde, porque puede ser señal de rotura del tímpano.

Tratamiento para la otitis

En ocasiones, las otitis desaparecen solas, sin necesidad de tratamiento. Sin embargo, en ocasiones se necesita la administración de antibiótico. Para tratar el dolor mientras se cura, se aconseja:

  • Aplicar compresas de agua tibia en el oído afectado.
  • Usar gotas analgésicas.
  • Tomar antiinflamatorios o analgésicos, como el ibuprofeno o paracetamol.

Cuando aparecen los primeros síntomas en niños menores de seis meses es muy importante acudir al médico de cabecera u otorrinolaringólogo. Estos siempre son tratados con antibióticos.

Cuando una infección no desaparece con el tratamiento normal, o cuando las infecciones se repiten de forma habitual, el otorrinolaringólogo puede determinar que se necesita una cirugía para colocar tubos de timpanostomía. Se deja abierto un pequeño orificio que permite la entrada de aire y la salida del líquido del tímpano.

También te puede interesar


Recordatorio: esta información tiene como fin proporcionar pautas generales y no dar una opinión médica definitiva. Es importante que consulte a su médico sobre su enfermedad específica y el tratamiento más adecuado.

La principal complicación que puede surgir cuando se sufren vómitos con sangre es el atragantamiento del paciente. Además, debido a la pérdida de sangre, puede producirse un déficit de glóbulos rojos o una hemorragia excesivaGuardar

Guardar