91 410 02 00

Fibromialgia

La fibromialgia es una patología que se produce cuando una persona sufre un dolor prolongado en todo el cuerpo. Es más común en mujeres que en hombres, y sobre todo se da en personas de entre 20 y 50 años.

Esta enfermedad puede estar relacionada con otras afecciones como:

  • Dolor prolongado del cuello o espalda.
  • Fatiga prolongada.
  • Depresión.
  • Hipotiroidismo.

¿Cuáles son las causas de la fibromialgia?

No se sabe cuál es la causa de la fibromialgia, pero creen que se puede deber a un problema en la manera en la que el sistema nervioso central procesa el dolor. Este problema puede deberse a:

  • Un trauma físico o emocional.
  • Alteraciones del sueño.
  • Una respuesta anormal al dolor.
  • Infecciones.
  • Enfermedad de Lyme.
  • Trastornos del sueño.

¿Qué síntomas tiene la fibromialgia?

El dolor es el principal síntoma, que puede ser de intensidad leve o intensa. El paciente tiene repartidos por el cuerpo diferentes puntos de sensibilidad, como la parte posterior del cuello, los hombros, el tórax, la zona lumbar, las caderas, las espinillas, los codos, las rodillas. Y desde esta zona, el dolor va a todo el cuerpo. Normalmente, los pacientes describen ese dolor como sordo o constante.

Asimismo, se pueden tener otros síntomas como son: fatiga, problemas de sueño, dolores de cabeza, depresión, ansiedad y sensibilidad en las articulaciones, los músculos, los tendones y otros tejidos blandos.

Se puede presentar el dolor durante todo el día o solo por la noche o el día. Asimismo, puede empeorar con la actividad, la ansiedad y el estrés.

Por último, se pueden asociar también los siguientes síntomas con la fibromialgia:

  • Síndrome del intestino irritable (SII).
  • Problemas de memoria y concentración.
  • Entumecimiento y hormigueo en manos y pies.
  • Disminución de la capacidad para el ejercicio.
  • Tensión o migrañas.

¿Cómo se trata la fibromialgia?

El tratamiento estará dirigido a aliviar el dolor y los síntomas. Algunos de los tratamientos más habituales son: fisioterapia, métodos para aliviar el estrés, toma de antidepresivos, relajantes musculares o anticonvulsivos. Todos estos tratamientos ayudan a mejorar el sueño y a tolerar el dolor.

Por último, su médico le aconsejará llevar una serie de hábitos para mejorar su estado físico y mental:

  • Llevar una alimentación equilibrada.
  • Evitar las comidas copiosas antes de acostarse.
  • Evitar la cafeína.
  • Tener una serie de rutinas para dormir.
  • Hacer ejercicio de forma regular.
  • Realizar ejercicios de relajación.

Aunque la fibromialgia es crónica, a veces los síntomas mejoran con el tratamiento y pueden mantenerse así por largos periodos de tiempo. Por ello, conviene consultar con la Unidad del Dolor para determinar cuál es el tratamiento más adecuado para usted en concreto.

También te puede interesar:


Recordatorio: esta información tiene como fin proporcionar pautas generales y no dar una opinión médica definitiva. Es importante que consulte a su médico sobre su enfermedad específica y el tratamiento más adecuado.

Guardar

Guardar