91 410 02 00

Reduce también el riesgo de desarrollar resistencia a los antibióticos

Un acto tan simple como lavarse las manos puede ayudar a prevenir la aparición de hasta 200 enfermedades. Al mismo tiempo, disminuye el riesgo de desarrollar resistencia a los antibióticos.

Algunas de las enfermedades que se pueden reducir son infecciones respiratorias (como la gripe común o gripe A, neumonía, tosferina,…), cólera, diarrea y hepatitis A y E, gastroenteritis, gastritis, neumococo, o lombrices intestinales.

Por ejemplo, diversos estudios han demostrado que lavarse las manos con jabón después de ir al baño y antes de comer puede reducir las enfermedades diarreicas en un 40%.

De la misma forma, la prevención de estas enfermedades reducirá el uso de antibióticos, y por extensión, la creciente resistencia a estos fármacos.

Los españoles no nos lavamos lo suficiente

Los estudios realizados para determinar los hábitos de limpieza de diversos países determinan que en España no nos lavamos lo suficiente las manos.

Mientras que en La India se lavan las manos 10 veces al día, en Suecia lo hacen 9 veces y en Reino Unido una media de ocho. Por el contrario, en España, las mujeres se lavan la manos en torno a 7 veces al día, y los hombres en torno a 6.

Por eso, desde Clínica Fuensanta queremos concienciar a los ciudadanos de la necesidad de mantener unos hábitos de higiene adecuados. Así, debemos lavarnos las manos antes y mientras cocinamos, después de tocar tierra o alimentos, tras ir al baño, antes de tocar a un bebé o al cambiarle los pañales, después de estornudar y toser. Por otro lado, también se recomienda hacerlo cuando llegamos a casa, después de viajar en transporte público o cuando hemos estado en lugares públicos con mucha gente.

Lavarse las manos con agua y jabón