La hipertensión arterial puede afectar a distintos órganos

Entre ellos, el corazón y los riñones

hipertensionLa hipertensión arterial no controlada o no tratada puede acabar afectando a diversos órganos del cuerpo, conocidos como “órganos diana” e incluyen el sistema nervioso central, las arterias periféricas, el corazón y los riñones.

En lo que se refiere al sistema nervioso central, la hipertensión puede causar accidente cerebrovascular, encefalopatía hipertensiva, lesiones cerebrales microvasculares y demencia.

En las áreas periféricas puede acabar provocando disfunción endotelial crónica, arterioloesclerosis con engrosamiento o progresiva, o aneurismas.

El corazón puede verse afectado por enfermedades como la hipertrofia ventricular izquierda, fibrosis miocárdica, isquemia microvascular coronaria, síndrome coronario agudo, infarto agudo miocárdico, disfunción diastólica o sistólica, insuficiencia cardíaca congestiva, valvulopatías degenerativas, o arritmias.

Por último, con hipertensión arterial, los riñones pueden desarrollar patologías como microalbuminuria, fibrosis tubulointersticial del parénquima renal, glomeruloesclerosis focal, isquemia renal, infarto renal o insuficiencia renal crónica.

¿Qué es la hipertensión?

Cuando hablamos de hipertensión arterial nos referimos a la elevación de los niveles de presión arterial de forma continua. La presión arterial es la presión que ejerce el corazón sobre las arterias para que lleven sangre a los diferentes órganos.

Por eso, una presión arterial elevada puede acabar afectando a órganos vitales e incluso al cerebro.

 

Tu endocrino recuerda: la hidratación tambien es salud

Debemos beber sin tener sed para mantenernos hidratados correctamente

endocrino madridCuando tenemos sed nuestro organismo nos está avisando de la necesidad de hidratarnos. Pero debemos hacerlo antes de sentir esa necesidad de beber. Incluso en verano, con el calor, tenemos la sensación de que nada calma la sed.

Pero, ¿sabes qué es lo que mejor quita la sed? Los expertos en endocrinología recuerdan que la sed se deba calmar con agua, nunca con refrescos. Algo muy típico en verano es que cuando tenemos sed, tomamos un refresco. Sin embargo, esto no hará más que darnos más sed a la larga, además de potenciar la obesidad.

Lo mismo ocurre con el café o el alcohol, que llevan a la pérdida de agua a través del sudor, y por extensión, a la deshidratación y la sed.

Tampoco debemos elegir bebidas demasiado frías, porque puede provocar problemas estomacales. Lo ideal es que la bebida esté entre 14 y 16 grados.

Las personas mayores, los niños y los adolescentes se pueden deshidratar con mayor facilidad. Sobre todo, en los mayores y los niños, el sistema que nos ayuda a reconocer la sed, o está deteriorado o todavía no se ha desarrollado. Sin embargo, muchas personas no tienen el hábito de beber sin tener sed. Se tiene sed cuando hemos perdido el 1% del peso corporal, por lo que cuando tenemos sed ya es tarde. Hay que beber sin sed.

Por último, debemos recordar que el agua es el nutriente más importante para mantener la vida, el único realmente necesario y que no contiene calorías. Recuerda beber entre 10 y 12 vasos de agua al día. ¡Tu salud te lo agradecerá!

El 61% de los “runners” no se ha hecho nunca una prueba de esfuerzo

Las personas que realizar una actividad deportiva intensa tienen más riesgo de sufrir muerte súbita

podología deportiva madridLos runners deberían pasar un chequeo cardiológico antes de realizar una carrera popular, con el objetivo de comprobar cuál es su estado de salud en general. Sin embargo, las estadísticas indican que el 69% de los corredores habituales no se han sometido nunca a un electrocardiograma y el 61% no se ha hecho una prueba de esfuerzo.

En los últimos años ha aumentado considerablemente la participación de los ciudadanos en carreras de todo tipo. Participan personas de todas las edades y condición física, que en la mayoría de los casos no saben si están preparadas físicamente para ese esfuerzo.

De ahí, que los cardiólogos insistan en la necesidad de realizarse un reconocimiento médico debido al riesgo de sufrir muerte súbita, que está aumentando en los últimos años asociada a este ejercicio.

Así, muchas de las personas que participan en estas carreras indican que han sufrido alguna vez dolor en el pecho, palpitaciones o mareos, mientras corrían. De hecho, se considera que las personas que practican una actividad deportiva intensa tienen más probabilidades de morir por muerte súbita que los no deportistas.

Beneficios de los besos para la salud

Previene problemas dentales, cardiovasculares y mejora la autoestima

medico madridHoy, día 13 de abril, es el Día Mundial del Beso y aunque no deberíamos tener motivos para besarnos todos los días, queremos daros algunas razones de peso para hacerlo aún más.

¿Sabías que besar sube las defensas? Pues sí, puede ayudarnos a prevenir enfermedades, mejora el sistema inmunitario y aumenta las defensas naturales.

Por otro lado, puede ser un analgésico increíble, ya que ayuda a prevenir el dolor. Besar genera endorfinas y dilata los vasos sanguíneos. Por eso puede ser muy efectivo para reducir las molestias de enfermedades como la artritis, la fibromialgia, la fatiga crónica, problemas musculares o incluso las migrañas y los dolores de cabeza.

¡Fuera depresión!

Si estás deprimido, besar también puede ayudarte a sentirte mejor. Es un antidepresivo natural, ya que libera oxitocina, una hormona que nos produce la sensación de ser felices. Te puede ayudar a combatir el estrés, la tristeza, la angustia, la ansiedad,… ¡Nunca ha sido tan fácil ser feliz!

La salud de nuestro corazón también mejora mientras te besas. Como ya habíamos dicho, esta práctica reduce el estrés y eso mejora los niveles de colesterol, baja la presión arterial y reduce los riesgos cardiovasculares.

Mucho se habla de las bacterias que nos pasamos unos a otros cuando nos besamos, pero debemos decir que, generalmente, estas bacterias son inofensivas. Besar estimula la secreción natural de saliva y nos ayuda a eliminar partículas negativas. Se disminuye el ácido y se previenen los problemas dentales.

Además de la autoestima, mejora el estado de nuestra piel

Los beneficios no son sólo físicos, sino que también encontramos algunos psicológicos. Nuestra autoestima mejora notablemente cuando besamos. Y eso se refleja en todos los aspectos de nuestra vida… Incluso algunos estudios aseguran que alarga la vida.

Y por último, ¡besando hacemos ejercicio! Ejercitamos hasta 30 músculos faciales, lo que mejora el estado de nuestra piel y previene el envejecimiento. ¿Quién da más?