Comer despacio, poca cantidad y hacer ejercicio es fundamental para evitar la indigestión.

aparato digestivo madridComer es un placer. Pero puede convertirse en todo un riesgo si nuestras digestiones no se hacen correctamente. Cuando no hacemos bien la digestión el síntoma más habitual que sentimos es dolor o malestar en el estómago. Comer deprisa, comer en exceso, no hacerlo a las mismas horas o el sedentarismo, pueden ser factores que afecten a nuestra digestión, al mismo tiempo que aumentan el riesgo de padecer sobrepeso.

Así, debemos comer tranquilamente, sin prisa, ya que esto nos ayudará a hacer bien la digestión y a no comer en exceso. Debemos masticar cada bocado entre 20 y 30 veces antes de tragarlo. De esta forma conseguiremos que lo que comamos nos siente mejor y no tener digestiones pesadas.

Si a pesar de esto, seguimos teniendo indigestión, podemos tomar nota de los siguientes consejos para evitarlas:

  • Comer poca cantidad, pero más frecuentemente, evitando comer mucho de una sola vez.
  • Come verduras, frutas, cereales y lácteos (mejor si son desnatados).
  • No te olvides de los alimentos ricos en fibra.
  • No excedernos en el consumo de carne, ya que se metaboliza más lentamente.
  • Evitar las grasas, comer legumbres en exceso, las hortalizas y los lácteos enteros.

Siguiendo estos consejos, sin duda conseguirás hacer mejor la digestión. Sin embargo, no debes olvidarte de hacer ejercicio físico de forma regular, intentar establecer un horario regular de comidas. De esta forma estableceremos unas rutinas digestivas que agradecerá nuestro organismo.

Sin embargo, si a pesar de estos consejos sigues teniendo problemas de estómago, te aconsejamos acudir al especialista en digestivo, para que pueda valorar todos los factores y determinar cuáles son las recomendaciones en tu caso concreto.